hh_girl_dress (1)

La hiperhidrosis axilar es la más frecuente de las localizaciones de la enfermedad (2,8% de la población). Generalmente comienza a manifestarse en la adolescencia, con el desarrollo hormonal. Afortunadamente la mayoría de las veces sin olor, aunque algunos pacientes tienen un olor intenso, secundario a su transpiración.

Quienes padecen sudoración axilar excesiva se ven obligados a elegir el color de la ropa que usan (blanco o negro), el tipo de tela y suelen cambiarse la camisa en el curso del día.

La transpiración excesiva de la cara y/o cabeza es el resultado de una sobreactividad del sistema nervioso simpático, sobreactividad que no puede ser controlada conscientemente. La Hiperhidrosis de cara o de toda la cabeza suele comenzar en la juventud o edad adulta. Sumamente incómoda y molesta al estar expuesto a terceros o en el desarrollo de la actividad social o laboral. En el momento que se desencadena la transpiración, la atención se concentra más en el sudor que en el motivo de la reunión. Generalmente quienes padecen Hiperhidrosis de cara se ven obligados a usar un pañuelo para secarse frecuentemente. La transpiración se exacerba y empeora con el calor o en ambientes cerrados.

El saludo o apretón de manos es uno de los momentos más incómodos para quienes tienen Hiperhidrosis palmar. El sólo anticipar la situación empeora las cosas, haciendo que la transpiración se incremente. Pero no sólo el saludo es una molestia mayor, el escribir, tomar objetos o papeles, tocar a otro, bailar, etc; es vivido como un trauma. La transpiración excesiva de las manos comienza en la infancia, generalmente se asocia con la transpiración de los pies. Está producida por una sobre estimulación del nervio simpático.

TRATAMIENTO:

Iontoforesis: consiste en el pasaje de una corriente por un dispositivo diseñado especialmente que se coloca debajo de la axila. Su aplicación durante 30 minutos, varias veces por semana, hace su uso poco práctico. El mecanismo de acción no está claro. Sus resultados son limitados.

Drogas anticolinérgicas y/o sedantes: se pueden utilizar en casos de transpiración leve. El uso de medicación es limitado, dado que las dosis requeridas para disminuir la transpiración se acompañan de efectos colaterales indeseados.

Toxina Btx tipo A: la aplicación de esta toxina por una inyección en la axila, logra que 1 cm alrededor de la aplicación no se transpire. Requiere múltiples inyecciones. El efecto dura 4 meses en promedio.

Cirugía: la Simpaticotomía torácica endoscópica y el curetaje axilar. La Simpaticotomía torácica la utilizamos cuando los pacientes también transpiran las manos. El curetaje se realiza con anestesia local. A través de una pequeña incisión en la axila, con una cánula se seccionan las ramas del nervio simpático. No deja de ser una operación y como todas puede tener riesgos y complicaciones.

Contacto rápido

* He leído y acepto los Términos y condiciones:

Ponga el código de la derecha
captcha